10°

Chihuahua, Chih. México
miércoles 01 de febrero del 2023.

RESUMEN; Prescott vuelve oxidado, pero Cowboys ganan; Chiefs usan agresividad de 49ers a su favor

La primera y quizá más importante, ¿por qué Tua Tagovailoa se expone a una lesión grave al correr y chocar al defensivo de frente y no mejor deslizarse con las piernas?

Por lo pronto, hagamos un repaso de los puntos más destacados de los duelos más relevantes de la jornada dominical alrededor de la liga.

Dak Prescott lució algo oxidado en su regreso, como era lógico, pero el quarterback de los Cowboys aprovechó al máximo el respaldo de su ataque terrestre para hacer caminar a su ofensiva; el No. 4 completó 11 de 12 pases para 121 yardas y un touchdown en jugadas de engaño de carrera (play action), la fórmula ideal para entrar en ritmo luego de una larga ausencia.

No sobra la ayuda de una defensiva que robó cinco balones y le dio campo corto hacia la zona final de Detroit.

Los Lions son un equipo con mucho corazón y garra, pero eso no alcanza para ganar en la NFL y menos si varios titulares están ausentes por lesión como el corredor D’Andre Swift, el receptor DJ Chark o si tu principal receptor, Amon-Ra St. Brown, tiene que dejar el juego por conmoción. Todo esto se tradujo en una actuación ofensiva con cinco pérdidas de balón, dos en intercepciones a Jared Goff.

El consuelo para los Lions es que permitieron 24 puntos, el total más bajo de la temporada, pero ante un quarterback que apenas regresó de una larga ausencia.

La variedad es la norma para una ofensiva de los Chiefs que tuvo a ocho jugadores con al menos una recepción, lo que se traduce en una complicada misión para las defensivas, que no saben a quién le lanzará Patrick Mahomes el ovoide. Esto fue evidente en las dos series en las que Kansas City convirtió terceras oportunidades de 20 y 11 yardas y que terminaron en touchdowns.

Además, el ataque de Kansas City atacó en momentos clave a la defensiva de los 49ers de la misma forma que la ofensiva de San Francisco hace daño a sus rivales, con carreras de Mecole Hardman en “Jet Sweep”, incluida una que terminó en anotación. Conversiones en 3a. de 20 y 11 yardas para TDs / Jugar con la agresividad de la línea defensiva, en particular de DE Nick Bosa

Christian McCaffrey demostró que le dará fuerza y vitalidad a su nueva ofensiva, siempre y cuando los 49ers no estén abajo en el marcador por 10 o más puntos. El nuevo corredor fue clave para que San Francisco se fuera arriba 10-0 en el primer cuarto, pero en cuanto la defensiva gambusina comenzó a tener problemas, Jimmy Garoppolo tuvo que lanzar más. McCaffrey sumó 38 yardas en ocho carreras y 24 yardas más en dos recepciones.

Por otro lado, aunque recuperó a algunos elementos clave que estaban lesionados, una defensiva como la de los 49ers, con o sin ausencias, no puede permitir que le conviertan terceras oportunidades de 20 y 11 yardas, menos si se tiene al grupo No. 1 estadística.

Además de la victoria, los Giants, que llegaron a este duelo como el único equipo de la NFL que no había ganado en Jacksonville, pueden sentirse satisfechos de saber que, de ser necesario, pueden depender de Daniel Jones, quien fue eficiente con su brazo (19-30, 202 yardas, 1 TD) y productivo con las piernas (11 ca., 107 yardas, 1 TD) en un duelo en el que los Jaguars enfocaron sus baterías para limitar a Saquon Barkley, quien pese a ello, corrió para 110 yardas en 24 carreras.

Los Jaguars dan pasos firmes en su desarrollo, pero aún no son capaces de ganar juegos cerrados… aunque se quedaron a una yarda de empatar y quizá ganar con el punto extra. Travis Etienne corrió para 114 yardas y una anotación en 14 carreras (8.1 yardas por carrera), mientras que Trevor Lawrence completó 22 de 43 pases para 310 yardas.

La defensiva de los Jaguars tuvo un buen juego, pero se enfocó tanto en Barkley, que no logró presionar a un Daniel Jones que ha demostrado caer presa de la desesperación cuando se le apresura y dejó que el pasador le hiciera daño, principalmente, con las piernas.

A los problemas de la ofensiva de los Buccaneers se sumó el de una defensiva que no pudo frenar al ataque terrestre de unos Panthers que ya no contaba con Christian McCaffrey y que sumó 173 yardas.

Al ataque, los problemas de ejecución continúan, la protección a Tom Brady es deficiente para los estándares marcados los últimos dos años y para un equipo en crisis, jugadas como en la que Mike Evans dejó caer un pase que era un touchdown cantado en los primeros minutos del juego suelen marcar el rumbo, y mentalidad negativa, para el resto de un juego.

Los Panthers corrieron para 173 yardas, 118 cortesía de D’Onta Foreman, quien acumuló 60 sólo en una carrera, pero en términos generales, el ataque terrestre de Carolina funcionó tal y como nadie lo esperaba tras la partida de Christian McCaffrey, además de que la ofensiva trabajó con eficiencia con P.J. Walker, su quarterback de tercer equipo, detrás del centro. (Fuente ESPN)

Compartir
Facebook
Twitter
WhatsApp